No ofrecer resistencia a la vida es estar en un estado de gracia, sosiego y levedad. Ekhart Tolle

Desde el corazón para Kalimán, su mujer y sus hijos.

Conocí al Kalimán vestido de smoking. Alto, espigado y con un cigarro en la boca. De ojos sonrientes y bigote cómplice y protector de gestos y vocablos que poco se veían y se entendían.

Lucía bien aquella noche del 2004 en Casa de Piedra, bailando a su niña. Desde el segundo piso del salón, su mujer y yo, conmovidas con la escena, compartíamos lágrimas y vinos al ritmo del vals.

Imagino que debió haberse sentido dentro de ese smoking como si hubiera traído puesto un traje de astronauta, porque hasta donde mi percepción de él alcanza, Kalimán era así. Casual y desenfadado. Amante de los jeans, las bot...

 

Tinder, Match, Badoo…sitios y aplicaciones por doquier para conseguir pareja o conocer personas del sexo opuesto. No cabe duda que el mundo se mueve rápido y en todas direcciones, y que la cibernética ofrece cada vez más soluciones temporales a problemas permanentes.

 

Tengo que reconocer que durante mucho tiempo fui enemiga y crítica de esas páginas de ligue. Ahora acepto que simplemente son otras opciones de encuentro, que incluso en contextos específicos, pueden resultar más adecuadas que las tradicionales.

 

No es mi intención, sin embargo, establecer un nuevo juicio acerca de esos sitios, sino hacer una breve reflexión sobre cómo la evolución de las sociedades en un sentido, con frecuencia se acompaña de un retroceso inversamente proporcional...

 

En cuanto vi anunciada la obra de teatro La mujer justa, basada en la novela literaria de Sándor Márai, compré mi boleto.

 

Hace apenas un par de meses que devoré con avidez lo que me pareció una exquisita exploración y descripción de las emociones humanas; un fiel y casi cómico acercamiento a la clase burguesa de la segunda guerra mundial (tan parecida a la de ahora); y una minuciosa demostración de la absurda e insistente manía de los seres humanos, de pretender reducir la felicidad a la capacidad de un “otro justo” que satisfaga y cure necesidades y heridas personales y generacionales.

 

Durante el día del estreno me percibí en varias ocasiones deseosa de que la hora del evento llegara. Entre lo que Sándor Márai me había contado y lo que puse de...

En honor a Arturo, su mujer y sus hijos.
Escribir este texto es para mí un gran privilegio y un acto sagrado. 

 

 

 

 Les pido sus oraciones para mi esposo, se fue a correr un Ultra maratón en la Patagonia. La carrera ya terminó y él no llegó a la meta. Está en la montaña y el clima no les ha permitido encontrarlo” (16 abril, facebook)

 

Así fue como me enteré de la noticia, apenas unas horas después de pasar la tarde con su mujer, mi amiga de antaño, actualizando historias de los últimos tiempos. Ese sábado, una de las historias era él. Aparentemente más vivo que nunca, corría un Ultra Maratón (160 km) en la Patagonia. Dos días después de nuestra reunión encontraron el cuerpo inerte en algún lugar de la blanca montaña.

 

Vi a Arturo por última ve...

 

En el artículo de la semana pasada hablaba del síndrome de abstinencia que por lo general se experimenta cuando se trata de cambiar un hábito. En el tránsito entre abandonar aquello e incorporar lo otro, la novatez cobra su cuota. La sensación de estar en tierra de nadie o, como lo expresé en el mencionado texto, en el camino de en medio, atemoriza lo suficiente para que el impulso de regresar rápidamente a lo conocido (adicción), no importa que tan perjudicial sea, gane la batalla.

 

En el tema del cigarro quizá se pueda ilustrar con más claridad. Por todos es sabido que dejar de fumar no es cosa fácil. La fuerza de voluntad pocas veces funciona en este esfuerzo. Los fumadores saben de sobra que el cigarro los puede matar y que mientra...

 

Generalmente, la soledad nos parece un enemigo. El dolor de corazón no es algo que elijamos invitar a nuestra vida. Es algo inquieto que nos quema y que está preñado del deseo de escapar y de encontrar algo o alguien que nos haga compañía. Cuando podemos descansar en el punto medio, empezamos a tener una relación serena con la soledad, una soledad relajante y refrescante que pone nuestros temores totalmente al revés. Pema Chodron

 

Siempre queremos que las cosas vayan en un sentido o en otro. La mente, sin puntos de referencia, suele entrar en un estado de nerviosismo y ansiedad muy parecido al síndrome de abstinencia que se experimenta al dejar un vicio o un hábito. Cuando no podemos ir a la izquierda o a la derecha, cuando no hay nada conocido...

 

El día de hoy inauguro mi Blog. En este momento no alcanzo a distinguir con claridad hacia dónde me llevará, porque de sobra sé que tengo poca autoridad sobre mis letras. Sólo hace falta iniciar, conectar y dejarme llevar por los caprichosos vericuetos de la mente, el corazón y el lenguaje para que el texto tome forma de lo que le plazca. Una simple y compleja danza en la que se entretejen historias, latidos, silencios, quietud y caos. 

 

Dejemos pues que los dedos se muevan sobre el teclado de vez en vez, dictando la siguiente frase, melodía o sentencia. Yo, te agradezco que me leas y que, en su momento, si el suspiro lo merece, dialogues conmigo en este misterioso sitio donde los encuentros pueden ser sagrados.

 

¡Bienven...

Please reload

Vericuetos

Uno escribe de lo que sabe,

no siempre de lo que vive.

 

Uno escribe de lo que vive,

porque lo demás,

no lo sabe.

 

Luisa Ramírez Mancera

 

En Dobleluna ofrecemos un modelo realista de transformación personal, utilizando páracticas espirituales, herramientas de autoconocimiento, información para la gestión del tiempo y la optimización de las tareas cotidianas, ofrecemos productos de crecimiento personal, espacios de retiro y muchas otras herramientas relacionadas con el desarrollo humano.

Síguenos

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - White Circle

​© JPER 2016